domingo, mayo 25, 2014

Andaba distraída

Andaba distraída,
distraída andaba.
Perdí mi alma por el camino,
mi alma quedó anclada.
Pensaba en muchas cosas,
y a la vez en nada,
perdí mi alma por el camino
un camino hacia la nada.
La mañana olía a cerezos
y a tus besos tan lejanos
y en mis cajones revueltos
andaba desencontrando.
Perdí mi alma en este camino
tan de ripio tan de zarzas.
Y ya no pienso en otra cosa
que en volar sobre la lava
que me hundió ese domingo
dejandomé devastada,
sin alma,
besos ni pasos
que devuelvan mis entrañas
que te llevaste tan lejos
cuando me perdí descalza.
Andaba distraída,
 distraída andaba…
Perdí mi alma por el camino,
mi alma quedó allá anclada.