sábado, julio 14, 2012

Despojos de mi Pasado - 2-

Nos veo a los dos sentados bajo el alero dejas de tejas coloniales sobre los almohadoncitos mientrás tocabas esas cuerdas que sonaban tan melodiosas y yo coreaba a los ponchazos canciones que no recuerdo y llovizna caía incesante por fuera del tejado. Hace cinco años ya de este recuerdo de pucho en la mano y vasito de birra... Ahor la llovizna se volvió granizo y las tejas coloniales estallaron en mil pedazos. El futón de mi habitación sigue quebrado desde aquel día de llovizna en el que nos arrojamos sobre él riéndonos al escuharar como sus maderas crujian al quebrase pero sin importarnos nos hundimos en él revolcándonos en mojados besos de sábanas perfumadas. HOY Mi vientre vacío Mi corazón frío Vientre congelado y hastío Sollozos llenos de amor para nadie Columpios empujados al aire sin niños jugando en mi parque Sube y no baja baja y no sube... y En la penumbra, mi gordura se esparce No recuerdo mis genitales Sólo sudo en mi gordura y me abrigo con ella... ocultándome de la miradas de los seres que me espían por la mirilla de mi puerta y las endijas de mi persianas y me acosan con sus voces dia y noche día y noche mientras mi colchón ya aquirió m redonda forma y me caigo más y más dentro de su profundo hoyo...

Despojos de mi Pasado -Parte 1-

Para voz escribiría en colores, pasa que no los encuentro; pasa que tengo la boca reseca y ganas de tomar esas aspirinetas que están en la cocina y no encuentro la mayonesa, ¡bah! sí la encontréa pero está vencida... Fue una noche extraña. Quería volver a mi cama (ni siquiera a mi casa, sólo a mi cama dura como piedra) a dormir, pero no lo hice, Anduve en un bar, todos se fueron pero yo me quedé. Conocía a "Satanás" y me causó gracia (cantaba como Iorio, le gusta Pantera y el trash metal). Finalmente nos echaron, a mi y a unos nabos que quedaban por ahí...antes de irme, pregunté si me vendían marihuana, epro me confundí de mozo y su respuesta fue contarme sobre la intoxicaciónde Tato con una botella fondo blanco de tequila (tengo que llamarlo hace 7 años ya) En el colectivo vi gente subir, gente insoportable (pobres van a laburar pero no quita que los años los hayan vuelto insoportables) y pensé en escribirte (quizás esa gente me hizo recordarte), pero no encontré los colores indicados para hacerlo y eso que estó está tan osuro...sólo quería decírtelo, quería decpirtelo, ¡Hombre de huesos finos y fríos!