viernes, septiembre 24, 2010

Copa vacía de sangre
y espuma
Sucidio insolente susurró al pasar
Serenos pasos
con mirada al cielo
Itrios ojos ciegos
llorando sus penas
Parcos ojos frios
oscurecen sus sueños