jueves, junio 19, 2008

Esquivo

Te entrego este queso verde que es mi amor oxidado, le dijo esa madrugada mientras la lluvia se escabullía por entre los pliegos de su pollera tableada y su cigarrillo mojado se consumía a duras penas en la esquina del café.
El no respondía y sus ojos buscaban perderse en la pared de enfrente, en un punto fijo de ese mural pintado al aerosol.
Ensimismado no contestaba...no contestás, lo sigo esperando, desde acá, desde algún lugar; entoncés buscó su beso, ese beso sin amor ese beso semanal que anulaba al momento de humillación. ¡Pero no me diste una respuesta!
El esquivaba su boca con movimientos bruscos y distantes.
Habían pasado ya ocho meses en esa esquina u ocho años, ya no lo sé. La vida sin amor se le esfumaba a vista de sus ojos empañados casi ciegos.
¿Siempre había sido él el de esta reiterada escena de esquina de café?...Estaba confundida. Tenía ganas de explotar, de que cayese un meteorito de esos de las películas que agrietara la tierra y que las grietas se la tragasen hasta el fondo; y que luego la tierra sanase para dejarla encerrada para siempre dentro de sí.
Tenía ganas otras veces de verlo sufrir por no recibirla vez tras vez y vez tras vez, infinitamente.¡Sí!, algunas veces deseaba esto más que desaparecer.
Quería verlo igual que Herácles,desarmado, sin pira ni Filoctetes, sufriendo, ardiendo con sus pellejos colgando eternamente, humillado y sin poder, divertida riendo ante su venganza. Sí, pensar esto me causaba placer.
Pero ella ya está muerta, ya es tarde para regodeos de la imaginación. Finalmente él la abandonó. Se alejó un día de esquina de café, corriendo por las pendientes adoquinadas dejándola en la lluvia, fría y dura, paralizada, neutra, escasa, carente y precoz de amor, con las venas abiertas derramándose en las grietas de la tierra, con sus sueños espiralados pereciendo, idos y olvidados para siempre.
¡Cómo Hércules perdería su poder ante un triste queso resquebrajado y verde, putrefactamente rancio!
La tierra no recibe a los dioses...



Este texto cita a "El Gran Poeta" de: http://cebollapurpura.blogspot.com/ en donde mi Gran Inspirador, poeta de calles que transito, describe al degenerado amor de manera sabrosamente cruda y exquisita.

miércoles, junio 11, 2008

Felicidades pa!!

Feliz día de ausencias
Feliz día sin pan
Felíz día de esperas y
de putas que te cogian esos francos que prometías estar

bastardos...
sí papá...
somos tus hijos los bastardos.

no nos reconocés papá?
ya no nos recordás?

crecimos un poco
un poco demás

tenés más hermanos me dijeron un día así al pasar

les compraste una casa
los llevás a pasear?

les hacés la merienda y les comprás el delantal blanco....blanco y puro....para su año escolar...
los ves crecer, los ves brillar...

conocés sus primeras novias y hasta podés conversar!!!

te felicito papá...
se ve que has crecido...

a veces me pregunto cómo serás, cómo será ser tu hija y tener delantal, ser blanca y poder brillar

pero desde aquí tu bastarda hija no te puede imaginar...

sabés? hago de todo
un poco y nada, más nada que poco, creo que lo he heredado de vos papá...
suelo destruir vidas con mi odio y suelo estar en soledad...
no sé si es lo que quiero y no sé si te ha de importar...
pero entre mi nada escribo...banalidades por lo general, banalidades y a veces algo más, aunque no sé si puedo decir "algo más" mejor digo, banalidades y algo...el más es categoría superior

por eso lo de esta carta

después de 25 años?, la tenía que escupir, la tenía que sacar...
y es en este día papá que te digo entonces:
feliz día....feliz día el que te mueras y gracias por todo querido papá!!!

martes, junio 10, 2008

minúsculo dios

Maldito el séquito de demonios de dios, con él como mismísimo soberano al mando
Maldito ese que en su gran y elocuente carcajada se esfuerza por aplastarme...
Malditos él y ellos, los que se regodean con el sufrimiento ajeno desde sus opulentos palacios de mierda y brilantina...
Malditos estos espíritus de mi mente y de mi realidad que exasperan mis fuerzas y no puedo golpear...
Maldito este año...
Maldita miseria que busco ignorar...
Maldito este hielante frío otoñal...
Maldito mi cuerpo, mis textos, mi hogar...
Maldito dios de ellos,
el que me hizo

esperardesearamarcreersoñar

Maldigo tu nombre porque no sos amor, no sos perdón, ni compasión...
solo sos el Rey Satanás...

Me arrastré ante tus nubes grises de alquitrán
Supliqué por mi muerte
Supliqué por fe
Supliqué Supliqué Supliqué
pero sos
maldito
maldito
maldito
no hay nada que esperar

hijo de remil puta demonio del mal!!!

domingo, junio 08, 2008

Tierra

Bajo el polvo húmedo la sepultó, mientras el gato asustado vomitaba una bola de pelo.La tierra de rancio y putrefacto olor se impregnó en mi nariz desde ese día.Hoy solo huelo tierra que circula y circuncisa mi cuepo, tapa arterias y ambos hemisferios de mi cerebro loco.Me levanto y no quiero hacerlo; escupo palabras llenas de resentimiento sin saber a quién las dirijo...escupo tierra y muerte, muerte y tierra...No escupo mis entrañas porque me es imposible, no escupo mi sangre porque no me es posible.¿Quién estará conmigo el día de mi muerte?La tierra, la tierra que la enterró aquel mayo cae sobre mi y me sepulta a cada momento; la diferencia son nuestros ojos. Ella dormía serenamente con sus cristalinos ojos entreabiertos, ojos que yo besaba, y la sangre reventada de sus pulmones saliendo desde su dura boca entreabierta; mientras que yo, camino muerta con mis ojos cerrados al presente para no ver, comiendo mi veneno sangre para no herir.Me levanto y me acuesto y la tierra no alcanza para acabarme...me levanto y me acuesto ¡siempre muerta!¿Quién estará conmigo en los días de mis asusencias?Mi yo y mi otro yo, el maligno, el triste, el que se apoderó de mi rostro en algún momento que no recuerdo, me odian...y hoy...¡no me recuerdo! no me encuentro...¡Quién estará conmigo en las noches de mis muertes y en las auroras de mis perdiciones?¿Pasará este temblor absurdo, esta continua náusea por vivir?Huelo a tierra pestilente...Huelo a mugre...Huelo a resentimiento a maldad a mierda huelo a la misma nada.Tapo mi nariz para no olerme pero el recuerdo permanece y me asquea y me pregunto ¿Quién me salvará de podrirme por completo?¿Quién estará conmigo el día de mi entierro? Vida sin metáforas, prosa sin metáforas, sin recursos absurdos al momento de escupir palabras....no pretendo poesía hoy....¡Quién vendrá el día de mi muerte?Hoy es ese día ¡Todos son ese día!Lágrimas de tierra afloran y ruedan haciendo surcos por mis mejillas...la respiro...la trago....la saboreo...y no quiero escupirla....¿Quién estará en los días de mi muerte?Mil parásitos carcomen mis órganos...mil lombrices se refugian en mi interior...ya no hay poesía aquí. Ya no hay mundos ficticios....tampoco realidades...ellos devoraron todo...ellos absorvieron mi mundo con sus grandes dientes con olor a tierra...¿Quién me aceptará el día de mi muerte?Sólo quedan ellos