lunes, mayo 05, 2008

Odio el Amarillo Patito

La historia sigue igual. Continúa la soledad en Plaza Consitución y Plaza Once y Plaza San Martín...Sí esos lugares por donde transitagente que se choca, tantas chicas esbeltas con su maniquiu de salón de belleza y sus tetitas bien paraditas con corpiños comprados en once pero por catálogo...porque claro ¡cómo podrían ellas parase a comprarle a una boliviana!; también los metrosexuales, con su gel y trajes de marca afeitados con gilette max turbo y bien perfumaditos hasta se tiran pedos con olor a manantial. Todos de prisa y sin mirar más que a la punta de su naríz o a algún atractivo culito, con sisimulo, que pasase por ahí o bien un auto súper sport con un viejo asqueroso al que no se lo tocaría ni con un palo, pero que llega a ser tan codiciado por tantas.

Toda esta carroña transita por pueyrredón, Libertador, 9 de Julio...con sus orejeras bien puestas para no mirar lo que no quieren...a lo que le tienen miedo...a lo que jamás querrían pertenecer...a esa clase marginal....a esos niños con bolsitas tan grandes en sus pequeñas manitos...y esos viejos de 35 años tan conumidos por la calle que parecen fantasmas acobachados en el centro de la ciudad.

Y los pibes del camión les gritan a las chicas que en seguida miran para otro lado...y en la estación de retiro un hombre indigente golpea duro a su mujer diciéndolé que ella lo engaña, mientras los policías transitan por la esquina...
Ayer le había dicho que la amaba mientras abría otro tetra con naranja y la dejaba ya con el octavo adentro...
Marta salía con sus 7 a juntar cartones y mendigar...
Ella no sabía cómo manejar las cosas, pero sí sabía que pódía pensar....pero ¿en qué pensás Marta?...¿por qué esta vida...por qué dejás al maltrato seguir consumiendote a ti y a tus semillas?

Como Marta puedo penar y eso me preocupa. Desearía no poder hacerlo para así no preocuparme (mentira). Y...no es que lo que piense sea algo importante, pero esta deseperación de la búsqueda de los por qués...del no sé qué....yyyyy, ¡escucho tantos razonamientos que tal vez encuentre lógicos pero no quiero escuchar!
¡Basta!, me cansé de la lógica....la lógica es una absurda mentira. Y este monólogo que se parece al de la vaca sola con su movimiento mandibular de auí pa allá de aquí pa allá, es tan, tan....ilógico, ridículo....y eso que lo pienso palabra a palabra pero me es imposible dejarlo....

Ayer me dijiste, me estoy cagando encima y en vos...en este mundo y en mi. Y mis líneas tan poéticas...líneas que yo adornaba y adoraba....se derrumbaron como excremento pisado por zapato humano....mis delicadas Diosas se desvirtuaron completamente .

Pero...no te culpo, no. Pero tampoco te disculpo. Como debiera de hacer Marta....escupirle en la cara al choborra y darle una patada bien en los huevos hasta que se los mastique y no traiga más bastardos al mundo a sufrir.

Ayer...perforaste mis córneas y las serviste de canapé, clavaste y los chimichurreaste mis intestinos al pan, y degustaste corazón adobado con sales de meo de lobo marino con el bisoñé amarillo con el que huiste...
además era ¡amarillo patito! que redundante ¿no?...jamás te gustó el amarillo y mucho menos el amarillo patito.

Por eso, no te disculpo, primero porque no me lo pediste. Segundo Porque "no te necesito" y tercero porque el bisoñé se estaba quedando calvo...

¿Cómo pudiste?
Si te entregué los mejores años de mi vida....