jueves, diciembre 18, 2008

Desaperecé

Quisiera gritarte en tu cara que no me importás, que no me importan tus maltratos, tus indiferencias, tus esquivos...
Quisiera, quisiera, quisiera...
Pero tanto me hacés falta...tanto te he esperado que ahora no puedo perderte...
Venía mirándote allá a lo lejos y pensaba que si no frenabas iba a correrte, iba a agarrarte y quizás hasta te daría un par de bofetadas por tu falta de consideración constante y diaria, porque siempre te las arreglás para dejarme sola allí parada en una eterna espera...
Todos los días es lo mismo...Y yo me aguanto...Aguanto tu brutalidad...Tu mal trato...Los golpes frecuentes debido a tus reacciones...Las puteadas...
Y yo, yo calladita...calladita porque todos los días igual espero, te espero...¡y siempre venís!...¡y siempre volvés y siempre sos vos!, sos vos el violento el que ya no tolero....No mutás...No hay cambios y todo empeora...
Qué no hay lugar para mi; que no te diste cuenta; Que estabas distraido; que son cosas que pasan; que no es el fin del mundo y que ya vendrán más...
¿Pero es que no lo entiende?...¿No entiende que lo espero a él?
¿Por qué no desaparecés si tan mal estás? Si todo es un sacrificio tan grande para vos?...¡Desaparecé chabón!...Me vas a hacer un gran favor colectivero de mierda! Jubilate ya y dejate de romper las pelotas que llego tarde al trabajo cada vez que no me frenás!!!! pelotudo...

jueves, diciembre 04, 2008

No Te Indulto

Piba chorra La Muerte;
Sí..., esa, la Piba Chorra.
La que se aspira la fragilidad de los cuerpos y vive de ellos.
La quiere más y más y más…

La que se inhala a los que palidecen y a los que se están apagando…
La que deambula por el tiempo tumbera y amenazante….

Piba chorra
atrincherada e impune te lleva y nos lleva…
y sueña con tu canción y la absorve de poco a poco,
de a cuatro onzas por vez,

de a muchas lunas tres cuartos menguantes blancas,
blancas como los reflectores que apuntalaban tu cara de inconsciente sonrisa etílica

de a lunas llenas blancas, redondamente sedantes
como los reflejos espasmódicos de electroshok
esas noches pasajeras en andas de colectivos madrugadores blancos
con choferes fantasmas blancos
y pasajeros muy muy oscuros....

Tu canción mitiga ya un eco lejano
un eco enrulado de sombrero multicolor
Tu canción fue secuestrada por la Pibita esta que merodea en el barrio
con abstinencia y resaca….

Un sepulcro para la muerte que nos secuestra y nos dispara
Extradición para esta puta sombra que nos tajea y desangra
Un aborto para la concha de esa puta madre que te parió…
No al indulto de tu muerte….
No al perdón de esta Piba Chorra que corre y corre
y esquiva y corre…

viernes, septiembre 26, 2008

Nariz de Poroto

Chorreando el moquito está desde tu nariz de poroto
Moquito de agua y pegamento se infla como un globo de helio
que jamás levanta vuelo libre al viento
Moquito de agua y pegamento explota sobre tu cara de mapa
en la que a los ríos y países limítrofes
los detalla un relieve de tierra y sudor amargo e infante.
Tu día comienza sin que salga el sol
cuando caminando como un acróbata de vagón en vagón
dibujás zig zags con las migas de un pan
y estrechás tu miedosa y resentida manito
repitiendo un cantito con mucha habilidad

¿Cómo te perdimos nariz de poroto?
¿Quién fue ese fantasma que te dejó escapar
y derrochar tu luz sobre esta ciudad
a la que no le importas ni le importarás?

Otra estación
otra estación pasó
pasado pisada por un pié más débil que ayer
una bolsa más grande y un futuro más chico

Otra estación
otra estación dejaste atrás
y llegaste a tu puente
en donde te espera
nadie más que una frazada
y la certera muerte

Mientras
tu aliento de parche de bicicleta
infla y desinfla otro moquito
Mientras
el ronroneo de tus tripas
te canta una canción de cuna
Mientras
el frío hostil te acobija
te mece en sus brazos
y te abruma

Otra estación dejaste atrás
Mientras…

viernes, agosto 29, 2008

-No pasa nada le repitió una vez más…No pasa nada, no hay de qué preocuparse, si tantas veces pasé ya por esta misma situación y nunca pasó nada. Andá tranquilito mi amor que no tenés por qué preocuparte.-

Salió de su casa y se dirigió a la parada de su colectivo.
Quitó los malos pensamientos de su mente lo ¿qué voy a hacer si me pasara esto?, los ¿a quién voy a recurrir si me pasara esto? y enseguida divisó el 176.
Hoy en día su situación no ameritaba semejante descuido. Estaba -frita…frita, frita, ¿frita?- (vacilaba) -y siiiii ¡no, no! ¡Frita!-

El caminó haciendo tiempo buscando a que el sol se posara más rápido en el centro para entrar a la oficina en donde lo esperaba la monotonía del rin del teléfono de su escritorio pequeño y gris, el aroma del café quemado y las agujas de un reloj que parecían jamás moverse de su sitio. Los pensamientos le revoloteaban en los testículos efervescentes en donde sus espermas se suicidaban uno a uno por causa de su estupidez.

El día avanzaba y con él las nauseas reiteradas. Ella las atribuía a una indigestión de esas que constantemente la visitaban -¿Y si no fuera la indigestión?, ¿cómo irá a tomárselo él que pobre ya tiene la vida complicada? Igual, yo creo que me va a apoyar en todo, si me ama; si podemos salir adelante- se preguntaba y despreguntaba y corría al baño a analizar su bombacha blanca rogando que ésta hubiera cambiado de color.

El recibió unas doce llamadas ese día y creyó enloquecer. Estudió unas quince veces la sección empleo de los clasificados y pensó unas treinta y cinco veces en suicidarse

El día terminó y con él su ansiedad reposó unas horas. Soñó sueños muy dulces…se soñó feliz y segura, colmada y llena de vida…se soñó acompañada rodeada de risitas alegres y jocosas…se soñó en paz…soñó una casa delgada y serena de paredes color pastel y olor a tostadas…soñó reuniones familiares con muchos chicos jugando a la pelota en la calle cortada…helado, velitas y tortas, caricias y amor…

El despertador la apabulló frenético y de un salto salió de la cama y corrió al baño…frente al espejo y de perfil, acarició su abdomen, luego cruzó los dedos y bajó su bombacha.

Observó y lloró. Todo su llanto salió en un desconsuelo y comenzó a asfixiarla. Ella ya no era pura ya no era blanca. Su bombacha, ahora sí roja, anunció su soledad mientras de fondo escuchaba a su contestadora decir en la voz de él, -me salió un trabajo afuera, hoy viajo al Chaco. Cuando tengas noticias sobre el tema, hacémelas llegar; nos estamos viendo. Suerte- y el eco de las pequeñas risas de su sueño se perdían en la realidad.

No más risas.

En el silencio…un disparo.

miércoles, agosto 20, 2008

domingo, agosto 03, 2008

retórica

el perfume primaveral entrando por las hendijas de mi persiana gastada infectaba mi olfato nítidamente y se mezclaba con ese olor a tabaco y nostálgico sexo...una nueva mañana me caía en el cuerpo violentando mis pensamientos...el solcito iba apoderándose del día y me atormentaba despojándome de sábanas sucias,dándome otro indicio de un nuevo día perdido...absorbida por el colchón polvoriento sin más lágrimas para llorar, mirando fijamente al rincón, sin más pensamientos que una pregunta, me mantengo ...y ella, así como así, cínica, impúdica, inquietante, rebuscada y loca,...retórica,...tan tan retórica esta nueva mañana feliz para tantos otros, gira y gira y magulla y gime y grita y se retuerce y se enfría y me enfría, reventando, ensuciando, no aclarando...vuelven los cuervos del día soleado a acecharme...revolotean y sacudo mis manos pálidas y espantapájaras para alejarlos de alrededor de mi...me quedo sin tabaco y huelo la nicotina de mis dedos esperando el ocaso para adentrarme en las calles deshabitadas...se acabó también la bebida...aún queda ese licor artesanal de dulce de leche...dulce, dulce, dulce...cómo me recuerda a tu nombre...a tu presencia en mi habitación en los días en que las flores olían a ellas y no a tabaco y el sol sonrojaba mis facciones volviéndolas más felices...dulce de leche el color de tu piel...dulce, dulce toda la leche de tu ser...dulce de leche feliz los días vivos de mi pasado cuando mis cuervos eran colibríes embelleciedo pistilos y el fantasma de ella no desolaba a mi pequeña ventana.

martes, julio 15, 2008

Harapo de colores!!!
Crees que tus payasescos colores te hacen mejor y más feliz...
Crees que tu esfuerzo lúgubre por demostrate triste importa algo...
Intentás manifestar algo que ni vos podés creer...
Sos un frasco de brillantina fantasía con la que rebocás tu insípida persona, tu careta distorcionada de bufón del rey.
Sos harapo carente de brillo que destila mediocridad.
El slogan de este mundo de mierda en toda su integridad.

jueves, junio 19, 2008

Esquivo

Te entrego este queso verde que es mi amor oxidado, le dijo esa madrugada mientras la lluvia se escabullía por entre los pliegos de su pollera tableada y su cigarrillo mojado se consumía a duras penas en la esquina del café.
El no respondía y sus ojos buscaban perderse en la pared de enfrente, en un punto fijo de ese mural pintado al aerosol.
Ensimismado no contestaba...no contestás, lo sigo esperando, desde acá, desde algún lugar; entoncés buscó su beso, ese beso sin amor ese beso semanal que anulaba al momento de humillación. ¡Pero no me diste una respuesta!
El esquivaba su boca con movimientos bruscos y distantes.
Habían pasado ya ocho meses en esa esquina u ocho años, ya no lo sé. La vida sin amor se le esfumaba a vista de sus ojos empañados casi ciegos.
¿Siempre había sido él el de esta reiterada escena de esquina de café?...Estaba confundida. Tenía ganas de explotar, de que cayese un meteorito de esos de las películas que agrietara la tierra y que las grietas se la tragasen hasta el fondo; y que luego la tierra sanase para dejarla encerrada para siempre dentro de sí.
Tenía ganas otras veces de verlo sufrir por no recibirla vez tras vez y vez tras vez, infinitamente.¡Sí!, algunas veces deseaba esto más que desaparecer.
Quería verlo igual que Herácles,desarmado, sin pira ni Filoctetes, sufriendo, ardiendo con sus pellejos colgando eternamente, humillado y sin poder, divertida riendo ante su venganza. Sí, pensar esto me causaba placer.
Pero ella ya está muerta, ya es tarde para regodeos de la imaginación. Finalmente él la abandonó. Se alejó un día de esquina de café, corriendo por las pendientes adoquinadas dejándola en la lluvia, fría y dura, paralizada, neutra, escasa, carente y precoz de amor, con las venas abiertas derramándose en las grietas de la tierra, con sus sueños espiralados pereciendo, idos y olvidados para siempre.
¡Cómo Hércules perdería su poder ante un triste queso resquebrajado y verde, putrefactamente rancio!
La tierra no recibe a los dioses...



Este texto cita a "El Gran Poeta" de: http://cebollapurpura.blogspot.com/ en donde mi Gran Inspirador, poeta de calles que transito, describe al degenerado amor de manera sabrosamente cruda y exquisita.

miércoles, junio 11, 2008

Felicidades pa!!

Feliz día de ausencias
Feliz día sin pan
Felíz día de esperas y
de putas que te cogian esos francos que prometías estar

bastardos...
sí papá...
somos tus hijos los bastardos.

no nos reconocés papá?
ya no nos recordás?

crecimos un poco
un poco demás

tenés más hermanos me dijeron un día así al pasar

les compraste una casa
los llevás a pasear?

les hacés la merienda y les comprás el delantal blanco....blanco y puro....para su año escolar...
los ves crecer, los ves brillar...

conocés sus primeras novias y hasta podés conversar!!!

te felicito papá...
se ve que has crecido...

a veces me pregunto cómo serás, cómo será ser tu hija y tener delantal, ser blanca y poder brillar

pero desde aquí tu bastarda hija no te puede imaginar...

sabés? hago de todo
un poco y nada, más nada que poco, creo que lo he heredado de vos papá...
suelo destruir vidas con mi odio y suelo estar en soledad...
no sé si es lo que quiero y no sé si te ha de importar...
pero entre mi nada escribo...banalidades por lo general, banalidades y a veces algo más, aunque no sé si puedo decir "algo más" mejor digo, banalidades y algo...el más es categoría superior

por eso lo de esta carta

después de 25 años?, la tenía que escupir, la tenía que sacar...
y es en este día papá que te digo entonces:
feliz día....feliz día el que te mueras y gracias por todo querido papá!!!

martes, junio 10, 2008

minúsculo dios

Maldito el séquito de demonios de dios, con él como mismísimo soberano al mando
Maldito ese que en su gran y elocuente carcajada se esfuerza por aplastarme...
Malditos él y ellos, los que se regodean con el sufrimiento ajeno desde sus opulentos palacios de mierda y brilantina...
Malditos estos espíritus de mi mente y de mi realidad que exasperan mis fuerzas y no puedo golpear...
Maldito este año...
Maldita miseria que busco ignorar...
Maldito este hielante frío otoñal...
Maldito mi cuerpo, mis textos, mi hogar...
Maldito dios de ellos,
el que me hizo

esperardesearamarcreersoñar

Maldigo tu nombre porque no sos amor, no sos perdón, ni compasión...
solo sos el Rey Satanás...

Me arrastré ante tus nubes grises de alquitrán
Supliqué por mi muerte
Supliqué por fe
Supliqué Supliqué Supliqué
pero sos
maldito
maldito
maldito
no hay nada que esperar

hijo de remil puta demonio del mal!!!

domingo, junio 08, 2008

Tierra

Bajo el polvo húmedo la sepultó, mientras el gato asustado vomitaba una bola de pelo.La tierra de rancio y putrefacto olor se impregnó en mi nariz desde ese día.Hoy solo huelo tierra que circula y circuncisa mi cuepo, tapa arterias y ambos hemisferios de mi cerebro loco.Me levanto y no quiero hacerlo; escupo palabras llenas de resentimiento sin saber a quién las dirijo...escupo tierra y muerte, muerte y tierra...No escupo mis entrañas porque me es imposible, no escupo mi sangre porque no me es posible.¿Quién estará conmigo el día de mi muerte?La tierra, la tierra que la enterró aquel mayo cae sobre mi y me sepulta a cada momento; la diferencia son nuestros ojos. Ella dormía serenamente con sus cristalinos ojos entreabiertos, ojos que yo besaba, y la sangre reventada de sus pulmones saliendo desde su dura boca entreabierta; mientras que yo, camino muerta con mis ojos cerrados al presente para no ver, comiendo mi veneno sangre para no herir.Me levanto y me acuesto y la tierra no alcanza para acabarme...me levanto y me acuesto ¡siempre muerta!¿Quién estará conmigo en los días de mis asusencias?Mi yo y mi otro yo, el maligno, el triste, el que se apoderó de mi rostro en algún momento que no recuerdo, me odian...y hoy...¡no me recuerdo! no me encuentro...¡Quién estará conmigo en las noches de mis muertes y en las auroras de mis perdiciones?¿Pasará este temblor absurdo, esta continua náusea por vivir?Huelo a tierra pestilente...Huelo a mugre...Huelo a resentimiento a maldad a mierda huelo a la misma nada.Tapo mi nariz para no olerme pero el recuerdo permanece y me asquea y me pregunto ¿Quién me salvará de podrirme por completo?¿Quién estará conmigo el día de mi entierro? Vida sin metáforas, prosa sin metáforas, sin recursos absurdos al momento de escupir palabras....no pretendo poesía hoy....¡Quién vendrá el día de mi muerte?Hoy es ese día ¡Todos son ese día!Lágrimas de tierra afloran y ruedan haciendo surcos por mis mejillas...la respiro...la trago....la saboreo...y no quiero escupirla....¿Quién estará en los días de mi muerte?Mil parásitos carcomen mis órganos...mil lombrices se refugian en mi interior...ya no hay poesía aquí. Ya no hay mundos ficticios....tampoco realidades...ellos devoraron todo...ellos absorvieron mi mundo con sus grandes dientes con olor a tierra...¿Quién me aceptará el día de mi muerte?Sólo quedan ellos

lunes, mayo 05, 2008

Odio el Amarillo Patito

La historia sigue igual. Continúa la soledad en Plaza Consitución y Plaza Once y Plaza San Martín...Sí esos lugares por donde transitagente que se choca, tantas chicas esbeltas con su maniquiu de salón de belleza y sus tetitas bien paraditas con corpiños comprados en once pero por catálogo...porque claro ¡cómo podrían ellas parase a comprarle a una boliviana!; también los metrosexuales, con su gel y trajes de marca afeitados con gilette max turbo y bien perfumaditos hasta se tiran pedos con olor a manantial. Todos de prisa y sin mirar más que a la punta de su naríz o a algún atractivo culito, con sisimulo, que pasase por ahí o bien un auto súper sport con un viejo asqueroso al que no se lo tocaría ni con un palo, pero que llega a ser tan codiciado por tantas.

Toda esta carroña transita por pueyrredón, Libertador, 9 de Julio...con sus orejeras bien puestas para no mirar lo que no quieren...a lo que le tienen miedo...a lo que jamás querrían pertenecer...a esa clase marginal....a esos niños con bolsitas tan grandes en sus pequeñas manitos...y esos viejos de 35 años tan conumidos por la calle que parecen fantasmas acobachados en el centro de la ciudad.

Y los pibes del camión les gritan a las chicas que en seguida miran para otro lado...y en la estación de retiro un hombre indigente golpea duro a su mujer diciéndolé que ella lo engaña, mientras los policías transitan por la esquina...
Ayer le había dicho que la amaba mientras abría otro tetra con naranja y la dejaba ya con el octavo adentro...
Marta salía con sus 7 a juntar cartones y mendigar...
Ella no sabía cómo manejar las cosas, pero sí sabía que pódía pensar....pero ¿en qué pensás Marta?...¿por qué esta vida...por qué dejás al maltrato seguir consumiendote a ti y a tus semillas?

Como Marta puedo penar y eso me preocupa. Desearía no poder hacerlo para así no preocuparme (mentira). Y...no es que lo que piense sea algo importante, pero esta deseperación de la búsqueda de los por qués...del no sé qué....yyyyy, ¡escucho tantos razonamientos que tal vez encuentre lógicos pero no quiero escuchar!
¡Basta!, me cansé de la lógica....la lógica es una absurda mentira. Y este monólogo que se parece al de la vaca sola con su movimiento mandibular de auí pa allá de aquí pa allá, es tan, tan....ilógico, ridículo....y eso que lo pienso palabra a palabra pero me es imposible dejarlo....

Ayer me dijiste, me estoy cagando encima y en vos...en este mundo y en mi. Y mis líneas tan poéticas...líneas que yo adornaba y adoraba....se derrumbaron como excremento pisado por zapato humano....mis delicadas Diosas se desvirtuaron completamente .

Pero...no te culpo, no. Pero tampoco te disculpo. Como debiera de hacer Marta....escupirle en la cara al choborra y darle una patada bien en los huevos hasta que se los mastique y no traiga más bastardos al mundo a sufrir.

Ayer...perforaste mis córneas y las serviste de canapé, clavaste y los chimichurreaste mis intestinos al pan, y degustaste corazón adobado con sales de meo de lobo marino con el bisoñé amarillo con el que huiste...
además era ¡amarillo patito! que redundante ¿no?...jamás te gustó el amarillo y mucho menos el amarillo patito.

Por eso, no te disculpo, primero porque no me lo pediste. Segundo Porque "no te necesito" y tercero porque el bisoñé se estaba quedando calvo...

¿Cómo pudiste?
Si te entregué los mejores años de mi vida....

Mientras No Despierto


Son las 18 horas. Alguien que jamás puedo ver, entra en mi habitación monótonamente. Día tras día, siempre es lo mismo. Y mi intriga por ver su rostro continúa. De alguna manera siempre se las ingenia para no mostrármelo.
Me gustaría poder gritarle que no coloque esa máscara en mi nariz, que no la necesito; Que ese flujo de oxígeno turbio, me asfixia y me quita la luz durmiéndome en un oscuro sueño. Pero sé que es inútil. En no más de dos minutos me adentraré en una nueva pesadilla, mucho peor que la que transcurre cuando estoy despierto postrado en la misma cama desde hace años.
Sólo quedan 30 segundos. Comienza la cuenta regresiva mientras observo el reloj de pared: 10, 9, 8, 7, 6, 5, 4, 3, 2, 1.

Desperté a las 7 horas, no podía ser de otra manera. Comienza la rutina.
Otra vez ese enfermero tan desagradable de la mañana, saludándome: -¡Hola vegetalito!-. Odio que me llame así ¿Acaso él no se parece a una asquerosa y sucia papa con ese obeso cuerpo que tiene?
Puedo percibir su nauseabundo olor a colonia barata, prefiero el olor a hospital que el de esa horrible colonia.
¡Es tan asqueroso! Cabello largo atrás y calvo arriba. Teñido de un borra vino descolorido y opaco; Desalineado y afeminado, provoca pequeñas puntadas en mi cabeza.
Además, se nota que odia su trabajo. Debe creer que no me doy cuenta de la manera despectiva en que me trata. Claro, como no puedo moverme ni quejarme, cumple con su trabajo y chau.
¡Es tan bruto! Me da vuelta como a una tortilla para cambiar las sábanas, después de haberme echado agua encima con un balde. Y no es que físicamente me moleste, ya que después del accidente no siento más nada. Por ahora, pero solo hasta que me recupere, solamente soy un cerebro, pero me duele su actitud.
Cuando esté bien y les cuente a mis papás toda esta situación, ellos no van a dejar las cosas así, seguramente van a levantar un acta para que este señor no vuelva a tratar así a las personas.

Son las 8:30 horas, el desagradable enfermero, se ha ido. Veo correr las agujas del reloj de pared frente a mi vista ¡Cuánto deseo que quiten el reloj de allí! El tiempo se vuelve infinito aquí.
La única hora que deseo que el cruel reloj marque, es esa hora en que mis penas se olvidan, al menos por un instante.
Las horas no mueren con nada hasta las tres de la tarde, mi momento más feliz, mi único momento feliz. Desearía que alguien venga a cambiarme de posición para ya no tener que mirar el maldito reloj.

Son las tres de la tarde. La oigo acercarse. Ya se escucha su risa retumbar a través del pasillo. Cada vez es más fuerte. Escucho que la puerta de mi habitación se abre. Entró aquí, puedo presentirlo. Ahora justo frente a mí, me mira fijamente, igual que todas las tardes. Con sus rizos dorados que me recuerdan al lejano sol y su piel tan tersa y rosada, a la frescura de la brisa, me transporta con su mirada cristalina a mi único bello sueño posible, el de ser real para alguien. Hace que me sienta vivo e inmortal para siempre.
¿Es que acaso nadie más comprende que estoy aquí?

Ya van a ser las 18 horas. Están por apagarme ¿Cuál será mi pesadilla de esta noche?
La de anoche fue la más horrible y real pesadilla que he tenido; Papá y mamá entraban a la habitación mientras dormía. Luego me besaban llorando desconsolados sobre mi pecho, diciéndome que lo sentían mucho, que hubieran querido que las cosas fuesen diferentes. Que los médicos habían dicho que no quedaba ningún tipo de esperanzas para mí, y que ellos, muy apenados, ya no podían sostener los gastos que implicaba la internación. Sus desgarradoras expresiones me quebraban, mientras me confesaban con gritos y llantos: -¡Clínicamente estás muerto, hijo! ¡Ya nada se puede hacer hijo! Está clínicamente probada tu muerte cerebral...
Fue horrible ¡Tan real! ¿Cómo podría estar muerto?

¡Qué raro! Mamá y papá están aquí y faltan minutos para las dieciocho.
¡Hola mamá!, ¡hola papá! No se imaginan las ganas que tengo de gritarles cuanto los amo y que pronto estaré con ustedes como antes. Denme un poco más de tiempo. Sé que es difícil para ustedes. También lo es para mí. No saben cuanto dolor me causa no poder hablar ni moverme y amar sin poder demostrarlo.
¡No, por favor!, Hoy que ellos están aquí no me duerman. Pero... ¿por qué hay tantos doctores aquí? Y hoy... hasta decidió venir el sacerdote. Papás, no lloren, pronto volveré a ser el mismo, se los prometo. ¡No!, ¡no se vayan! Tengo miedo, ¿Por qué hay tanta gente aquí? ¿Mamá?, ¿papá?
10, 9, 8, 7, 6, 5, 4, 3, 2, 1… cero.

domingo, mayo 04, 2008

Susurros de un Pájaro Azul

En la plaza de la montaña viven los pajaros libres...ellos vienen y miran mis espantapájaros sueños y me cuentan los suyos por una miga de pan... Corren y vuelan libres por su maga montaña y desde aquí los oigo cantar, contarme sus sueños....tan parecidos a los que dejé tan lejos, tan detrás de mi... Reflejos estertóreos y fríos son los que mitiga el sol, mientras aquí solamente sigo esperando, mirando a la nada que se acerca y me posee, buscando y buscando...llorando y buscando...buscando la paz... El degradé de colores que proviene de la sombra de esas copas, me muestra la vida que existe el la maga montaña...y quiero tomarla... Montaña transitada por pájaros sueños...sueños hablados por ellos e incomprensibles para quienes no pueden entenderlos, para quienes prefieren montañas de cemento, y niegan un rayo de sol y prefierne la ciudad de hormigón... No quiero espantarlos pájaros....sólo síganme hablando...

Gato Reventado

Es de noche,...en el parque también es de noche... en el parque tristemente iluminado con los reflejos estertóreos de los viejos focos, focos recuerdos, focos fantasmas inútiles del cerebro exprimido acausa de ellos. El gato se suicidó esta tarde... eran las siete de latarde dicen. El gato se suicidó a las siete de la tarde. El gato se tiró del piso doce a las siete de la tarde.... saltó al vacío creyendo poer volar. Sus alas imaginarias, alas de su corazón, lo aventaron al avismo y a mi también junto a su pequeño y frágil cuerpo. Hoy salté con él a las siete de la tarde. Hoy caí con él sobre el cemento a las siete de la tarde. y mi cabeza reventó en el pavimento junto a la suya a las siete de la tarde. No pudo esperar por mi, no supe cuidar de él. Hoy hemos muerto a las siete del a tarde. Miro ahora en el parque...busco sus seis vidas restantes.... pero cada una de ellas fue extinguiéndose en el descuento inminente....piso a piso en su cuenta regresiva en caída libre... Ahora, recuerdo en el parque, en las penumbras del interminable parque, lo que una vez me han dicho: "con cada paso que damos matamos; con cada pequeño o gran paso que damos nos convertimos en asesinos, culposos e inevitables".... Ahora comprendo....no supe cuidar de él.... Ahora quiero sentir qué es flotar en el aire y querer volar sin siquiera haber aprendido a caminar.

sábado, abril 26, 2008

Oles


Si fueses tan sólo parte del "ol" con que alimento mi angustia
estoy segura de que la misma perdería su escencia

Largos pergaminos atrapaban a mis frías y muertas manos
asesinadas ayer por recuerdos de caricias desvanecientes
Manos sombras
expectantes
anheladoras del próximo ocaso encuentro...

Deseado ocaso encuentro
con aquellos alfiles dedos
alfiles
proclamadores
de sutiles susurros
jamás brindados
agitados mitigadores
de
dulces melodías
que no se exparcen y se regalan
a los ansiosos y mutilados viejos retoños
que hoy escriben


Si un chasquido alcanzase...
Si un suave y tierno crujir de huesos alfiles te trajese a mi tiempo...

El tiempo quiere disimular...
pero yo lo veo correr y escapar por mis venas...
por mi sangre
en mi rostro de arrugas surcos....

Bello día viernes...
Hermoso nombre llevaba...
Bello día viernes...
Hermosas horas acarreaba...

Maldita mañana sábado....
El tiempo se paralizó
en la nada

Psicótica exaltación de este ser perdido
mareado y dormido
en el recorrido
de tu veneno olvido

Piedad/crueldad
unidas en tu ser
las espero
con tu fragancia a "ol"
impregnada en mi ansiedad...


viernes, abril 25, 2008

Ruleta

trece
diecisiete
veintiséis
veintiuno
mi dieciocho
y el veintitrés que no aparece...
la yeta, la desgracia, la misa... la mujer.... tu risa...

mi sangre
el cocinero inexistente traducido en hambre....
los sueños?, la ruleta?
los leños que quemaron mi maleta
y
mi destino...
mi nacer, mi crecer, mi sangre y mi hambre...
tu mujer y esa misa
que desmoronó mi cornisa...

ese grupo de personas
que rondaron en mi vida
cada cual lleva su cruz
que clavaron en mi luz...

yo llevo mi dieciocho
que no me deja morir mi sangre,
sangre en el ojo que no me deja mentir...

tu llevas tu veintiuno...
tu llevas a tu mujer...
fuimos casi casi uno
y ella no me dejó ser...

la desgracia y el deber son mi destino...
la libertad y el placer son tu casino...

veintitrés sólo un número...

veintitrés
sólo el puño estrellado en esta almohada
que me abraza y me acompaña...
siempre me gustó el siete
sólo apuntá a mi mente

jueves, abril 24, 2008

Tortura


No puedo entender como en algún momento sentí admiración por ti. Hoy después de tantos años, me doy cuenta de lo vacía que me hace sentir tu presencia. Nada interesante hay en ti. Cada sonido que proviene de tu interior, logra perturbarme hasta en lo más profundo de mi ser. Algunas veces lanzas esas espantosas carcajadas, otras insoportables gritos, y de vez en cuando histéricos llantos, que después de tantos años de soportar, no tolero. Sí, es verdad que pasé algunos días y noches de distracción contigo, pero eso fue así porque no tuve otro remedio. Pienso que habré sufrido algún tipo de encantamiento al pasar esos momentos ante tu presencia. Hoy me doy cuenta que por más sola que esté no disfruto ni un sólo segundo más contigo. Interfieres en todos mis momentos de paz. En todos mis desayunos, mis almuerzos, mis cenas están presentes tus agudas palabras que quedan retumbando en mis oídos y soplando en mi cabeza. Ni siquiera me dejas dormir. Siempre logro escuchar tus monólogos eternos hasta altas horas de la noche. Noche tras noche, tu astucia engatusa a alguien y así logras que te escuche hasta dormirlo. No logro comprender cómo mantienes a todos a tu alrededor. Siempre en el centro de la atención, hasta en los momentos en que pierdes el contacto, debido a tus años años, y te vuelves incomprensible. Por eso, porque no aguanto tu presencia en esta casa, es que quiero destruirte. Sólo me contienen de hacerlo, los brazos de mi familia, a los que después de tantos años de conocerte les resultas imprescindible. Pero sé, que encontraré el momento de hacerlo. Algún día disimuladamente, de manera que parezca accidental, de forma que no puedan culparme, aunque esto me resulte difícil porque todos conocen el odio que te tengo, te destruiré. Te haré tanto daño que no te va a quedar ni una sola cosa en su lugar. Porque te maldigo, porque maldigo el momento en que fuiste creado, voy a destruirte, maldito televisor.

Masacre en la Parrilla


Hace rato que vivo en la Luna. Es un lugar bastante agradable. Cálido y pacífico, pero solitario. Después de un tiempo, uno se acostumbra. Es como todo. ¿Cómo llegué allí? Es una larga historia. Tan larga que uno debe recorrerla en avión o transatlántico. Pero bien, ahora saltaré partes, con un invento especial, basado en avanzar a través de años luz, fabricado por un espacial científico amigo, vecino del planeta Urano, llamado Galileo Galilei. Vamos al principio de lo importante, para resumir. El tema es que a mí, me gustaba mucho comer carne; milanesas, asado, achuras, carnes blancas, rojas, hepatíticas amarillas, o las verdes no maduras. No le hacía asco a nada. Ahora bien, jamás se me iba a ocurrir pensar, en la vida en vida de esos sabrosos animales, hasta cierto día. Saltemos una gran parte de historia, y situémonos en ese mediodía en que almorzaba en una hermosa parrillita sobre la ruta, camino a las Sierras de Tandil. Disfrutaba mi napolitana con fritas plácidamente, cuando mordí un nervio que causó un gran dolor en mi encía, como si se hubiera incrustado adrede entre mis dientes. Con gran dificultad, ya que se me hacía difícil morder bocado, traté de no prestarle atención y decidí dar otro mordisco a mi sabrosa porción. Pero el intento fue fallido, ya que en el instante en que mi boca se acercaba a la carne, todos los nervios en su conjunto comenzaron a sublevarse, a salirse de la milanesa como la serpiente saliendo de su cesta, al ritmo de una flauta hindú, y comenzaron a atacarme. Y eso no fue todo, inmediatamente, el ataque de nervios fue masivo. Los nervios de la carne de todos los demás platos, comenzaron a atacar a los comensales, causando un caos generalizado. Yo pude escapar ya que salí volando. Por eso es que fui la única sobreviviente de lo que hoy se conoce como, La Masacre en la Parrilla de la Ruta 666. Así fue que volando, con alguna que otra escala para descansar, es que llegué a mi confortable hogar, la Luna, en donde no hay nervios que me ataquen debido a que únicamente me alimento de naturaleza bien muerta. Lo único que me molesta enormemente del espacio y sus leyes, es que deberían prohibir los anteojos para el sol, ya que cuando él los usa, aquí, en el otro hemisferio, nos congelamos, y hay que esperar varios días hasta que el hielo se derrita.

Allá

Del lado de allá....seré feliz
Vida poco sazonada... vida esclava de la muerte inminente.... vida hecha de rios secos y grises nubes... ¡¡¿vida?!!... monstruosidad del mal... desde cavernas oscuras me viniste a buscar... ¡vida! déjame ocultarme de ti... déjame al menos ser esclava para poder así sí, de una vez por todas vivir...

Lona en las Alturas



Infancia sobre Casitas de Postes de Luz....

¡¡¡alguien las recuerda!!!


Vías, trenes, teléfonos, cartas....


Casitas de palos de luz, ¡¡tanto tiempo sin verlas por aquí!


Infancia infinitaaaa...pero triste.


Ahora, solamente vías que no sé a dónde llevan,

teléfonos que casi no suenan y cartas jamás enviadas.


Ibamos hacia el jardín Rosado, 916....

Tan infinitaaa esa triste infancia... pero tan "más feliz" que estas vías muertas, teléfonos cortados, correos clausurados.


Inmadurez permanente....

Inmadurez necesaria...

Inmadurez amiga del eterno olvido....

olvido necesario para soportar tantos días, días en que desearía que las horas pasasen más velozmente para que así los días acabasen y venga el pronto sueño....vuelvan los nocturnos sueños.


Pero....a pesar de todo....para qué.

Para qué esos sueños, inconclusos y frustrantes.

La frustrada espera que bombardea, espera tras la puerta que no abrió y no se abrirá.

Desde la ya remota infancia es que los domingos pero tambièn los demás dìas de la semana finita y estremecedora, se han vuelto melancólicos...

estos voraces días han ido mutando desde la infancia; aquellos domingos de espera tras la cerrada puerta; esos domingos que hoy sólo son tortura para mi ser, simplemente mutaron...


Esperas al lado de teléfonos inútiles... Esperas por escuchar palabras, por buenas noticias, por decir palabras...solamente esperas.... y...¿dónde quedaron las casitas de los postes de luz? Diganmé....dónde ha quedado tanto pasado.... Diganmé qué será de tanta tristeza que inunda a esta vida de espera....de espera...

Crisantemos


Intenté tantas veces volar fuera de este mundo;

sangrar y sangrar como lo hizo él aquella tarde de tibio sol,

sol que esperaba por su cuerpo...

tierra que también esperaba por su cuerpo junto a los pálidos crisantemos

al igual que el cuerpo de él....

él pertenecía a ellos

por eso es que siguió la hoja de ruta marcada en mis ojos y se fue.

El se fue con sus crisantemos.


Hoy,

su canto huele a flores,

huele a fresca brisa

que pasa detrás de mi me susurra y me peina en las alturas.


El viento trae su aroma junto con sus cenizas.


¡Quiero volar junto a sus cenizas!


¡Quiero oler a flores silvestres!...

visitar a blancas y rosadas nubes anhelo, y oler a flores....

sí, quiero oler a flores... fuera de este mundo...


oler a flores...

El Eternauta y la Señora de los Libros


Dicen que un sol eterno llevamos en nuestras armaduras de carne, armaduras a prueba de lanzas nubladas. El sol silencioso lentamente va apagándose en mis venas tercas, según dicen, tercas por querer bombear más... Una sonrisa es todo lo que de ti quiero ver y así admirar en la estrechez de mi mente los vestigios de aquel sol que en algún momento brilló fuertemente en tu jardín, pero que hoy, y no aquí, brilla. ¿Por qué siguen estas venas bombeando, si no desean hacerlo? ¡Ya no más!, piden... La palabra del Eternauta fue la única brisa de este cruel e infinito día...y yo aquí escupiendo mil palabras, sin podérselo agradecer mientras continúo hundiéndome en este mar de gente conocida pero tan extraña que siembra cosas tan banales en mi fastidiado ser rogando al dios cenicero o a cualquier dios que reciba mis plegarias, que esas semillas no broten. Sonriendo con vos, maravilloso y eterno Eternauta, toda aflicción se desvanese ... Pero cuando despierto del sueño, sonriente sueño de tu sonrisa, una lágrima sinfonía del dolor que es demasiado, en esta vida sinfonía inteminablemente aguda, agrieta mi rostro y entremoja mis labios contaminándolos de sucia "agriedad". Esta sinfonía en mi menor desgarra y perfora las descorazadas armaduras de carne seca y trémula. Y, mi mundo es tan elemental que cada sonrisa es solamente lágrimas. Mi elemental mundo puede verse desde la Torre de las Alturas Colosales, que se encontraba en el pasado en el centro del Edén y fue posteriormente derrumbada por mil enanos calentones que en Su lugar construyeron su propio circo. Entonces mis venas, quizás las del Eternauta también, son llamadas tercas; sí, las llaman necias; quizás las llamen así por ser diferentes, porque logran escuchar el sonido de los caracolitos del mar que es tan triste. Quizás las llamen necias por envidia, por ellos no poderlas poseer; por no poder lograr transformar sus azules venas estrujadas, retorcidas y acuachentas, en rojas y grandes venas que conocen de tantos secretos... Es por eso que estas "necias venas tercas" tan tristes de soledad, ¡explotan! y los malditos enanos del circo ríen y beben de la roja sangre creyendo que podrán de este modo ser más humanos. Bailan y dan brincos de alegría festejando en su ritual, mientras que los que llamaban a las venas "rojas venas necias y tercas", mueven la cabeza de derecha a izquierda y de izquierda a derecha, con los dedos de una de sus manos sobre su maxilar inferior, en forma de negación y falsa preocupación, vistiendo de negro y murmurando entre ellos comentarios sin sentido para las venas, que aunque reventadas aun pueden desde algún lugar seguir escuchando a los muertos comentarios de los vivos...

Agua de Gota


Creen que estoy loca; no podré remediarlo.... Creo que estoy loca; no podré remediarlo... Creo en esta sucia ropa... ¿Creo en esta sucia ropa? Triste calabozo mi cerebro...¿quién me ayudará? El agua escarchante de la fría ducha...lo dudo.... El perfume importado de un país de Europa....lo dudo... Ahora solamente pienso en que el agua de mi bañera me cubra el rostro, el cuerpo, para entonces, allí reposar y no sentir y no escuchar... ¡¡Bañera de porcelana enmohecida por el tiempo!!, por la gota que retumba y cae, cae y retumba, y cae y retumba en las noches y no me deja pensar... gota que oxida a mi vieja bañera de porcelana saliendo de la triste canilla. Y la bañera, sé que espera por mi sucio cuerpo....por mi sucia ropa... ¡es que vengo del infierno!, le grito... Mientras tanto, mientras ella espera, el agua de la tierra se derrama por su gota que la agrieta, que la quiebra. Ya llego, yo llego...me arrimo...me enriedo....me caigo en su suelo... ¡¡Bañera traicionera, no tienes agua...las has derramado...sólo eres ducha, me has embaucado!!... Vez tras vez me pasa...y ya lo he olvidado... Entonces, otra vez, caminando en círculos, llego a mi cama y así...sin estar ahogada, me transporto a tus sueños sin alguna elegancia...

Estación Terminal


en andas de un vapor gris, andas... en andas de un cacique olvidado quizás hasta por su pueblo, andas... andén de horizonte de fuego caminaste mi hermosa tarde en la que luego sin razón alguna te detuviste y regalaste tu sonrisa...

Domingo cercano

Domingo cercano
blancas nubes flotarán bajo tus pies
mientras tus suspiros soñolientos
le darán espasmos a mi sonrisa serena
que reposará en tu hombro...


La cercana mañana nos mecerá
en su cielo de amanecido sol
mientras jugamos a Adán con el perdón...

Un Edén pequeño caerá bajo tus pies,
un calor intenso,
un amor tan grande,
un pecado inmenso,
y en el horizonte
ese sol enorme
con aroma a fuego
se consumirá tan pronto
en su cenicero...


tengo este recuerdo...
y nada ha pasado
tengo este recuerdo
en mis manos trémulas
tengo este recuerdo en mis muertas células
tengo esta sonrisa, sin luto ni misa
tengo este sopor
que sueña caricias de arena y aviones,
de Edén con amor....
y nada ha pasado...